Distrito de Sucre en todo el Perú y el mundo.

Buscar en este portal

lunes, 27 de noviembre de 2017

MEMORIA MARRANA EN CELENDÍN


Tito Zegarra Marín.  
A través de internet, hemos tomado nota de la conferencia: “¿Una memoria marrana en Celendín? Rastreo sobre la presencia judía en Cajamarca”, ofrecida por el investigador y antropólogo francés Nathan Wachtel, en el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) de Lima, el 6-09-2017 y colgada en su página Web el 30-09-2017.

El autor, aborda ese interesante tema partiendo de la premisa que los primeros pobladores foráneos que se asentaron en Celendín fueron de origen preminentemente judío. A partir de esta premisa formula su hipótesis (a manera de pregunta), sobre la existencia de casos de marranismo en dicha ciudad.

El Marranismo, vocablo poco usual en nuestro medio, es una nominación endilgada de manera despectiva a los judíos españoles y portugueses que fueron obligados a convertirse en cristianos, pero que clandestinamente seguían observando costumbres y prácticas religiosas judías. N. Wachtel, creyó encontrar algunas formas de marranismo en Celendín, pero la respuesta, como el mismo lo deja entrever, habría sido negativa.

No obstante, persevera en el origen judío de los celendinos, basado en que éstos, luego de sufrir persecuciones, de ser obligados a convertirse en cristianos y de ser expulsados de España y Portugal, migraron al nuevo continente y se emplazaron en algunos lugares, entre ellos, Celendín. Ya instalados en esta tierra, enfatiza el autor, dejaron algunas huellas que reforzarían su tesis, las que fueron recogidas gracias a las tradiciones orales y a sus dos visitas a Celendín.

Entre esas huellas(indicios), destaca: la fama de viajeros impertérritos; su firme vocación de negociantes; sus rasgos faciales (ojos azules, piel blanca, pelo rubio);sus calidades intelectuales y artísticas; su predisposición para integrarse al judaísmo y viajar a Israel; y algunos apellidos de ese origen: Araujo, Silva, Aliaga, Pereira, Rabanal y otros. Esas referencias son, efectivamente, manifestaciones antropológicas y sociales que apuntan a esa conclusión; sin embargo, por haber estado por siglos sujetas a cambios, fusiones, interrelaciones, etc., requieren de mayor rigurosidad en su análisis.

N. Wachtel, así como los profesionales celendinos Ricardo Sánchez Cabanillas y Jorge Aliaga Apaéstegui, vienen investigando esa temática, cuyos resultados darán muchas luces. En lo personal, creo que los primeros pobladores foráneos que se asentaron en Celendín se desprendieron del séquito de españoles que ya estaban en Cajamarca e incluso en Chachapoyas, tras ellos o dentro de ellos, llegaron algunos portugueses y árabes, pero no fue lo preponderante. N. Wachtel y los autores celendinos Einar Pereira Salas y Víctor Díaz Chávez, consideran también que esos migrantes se trasladaron desde Brasil hasta Balsas surcando las aguas de sus ríos, lo cual me parece fantasioso e inverosímil. Ni memoria marrana ni conciencia judía en Celendín.



Publicado en el diario Panorama Cajamarquino el 22-11-2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

 

©2009 Asociación Movimiento de Unidad Sucrense - "MUS" | Template Blue by TNB